“Le salí a deber al contralor distrital”: Diego Cancino

Bogotá, noviembre 24 de 2022

El concejal de Bogotá, Diego Cancino, radicó ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca las conclusiones de la demanda a la elección del contralor de Bogotá en las que insiste que dicha elección debe declararse nula.

Tal y como quedó consignado en la demanda de nulidad electoral presentada ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, admitida el pasado 1 de julio de 2022, Julián Mauricio Ruíz se benefició de su participación en la elaboración de las reglas de juego y criterios de evaluación dados en la Resolución 728 de 2019, expedida para determinar las convocatorias públicas de selección de contralores territoriales. Es decir, él participó en el diseño de los términos generales que dieron vía a su propia elección.

“Insistimos, tal y como se presentó en la demanda, que el actual contralor configuró un conflicto de intereses al ser elegido como contralor distrital, gracias a la aplicación de los porcentajes de los criterios de evaluación que él mismo ayudó a construir cuando revisó y prestó su asesoría para la Resolución 0728 de 2019, mientras ostentaba el cargo de director de la Oficina Jurídica de la Contraloría General de la Nación, actuando como juez y parte y violando el principio de igualdad, imparcialidad y debido proceso, entre otros”, señaló el concejal Cancino.


Es de anotar que frente a las declaraciones sobre estas irregularidades en el marco del proceso de elección del contralor distrital en el Concejo de Bogotá, el concejal Diego Cancino fue denunciado por el señor Julián Mauricio Ruíz.


“En el marco del proceso de postulación y elección del señor Julián Mauricio Ruíz Rodríguez, como contralor y en ejercicio de mi derecho de representación y control político advertí de estas infracciones a la normas constitucionales y legales. Mi deber es cuidar los recursos de Bogotá. En respuesta, el señor Ruíz me denuncia”, dijo Cancino.


El concejal Diego Cancino aseguró que estará atento a la decisión del Tribunal que acaba de proferir un auto por el que dispone dictar sentencia anticipada. “El contralor no va a descalificarme con una querella, porque además de ejercer mis funciones políticas; sustenté mis afirmaciones en una demanda de nulidad, que me generan una expectativa legítima”, puntualizó.


Queda pendiente el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que decidirá prontamente la suerte de la Contraloría distrital.




21 visualizaciones0 comentarios