El negocio redondo en el que ganaron los privados y perdió nuestra ETB



Bogotá, noviembre 11 de 2022

Diego Cancino, concejal de Bogotá señaló que la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) no sólo perdió recursos por más de 612 mil millones de pesos, que incluía los millonarios contratos fallidos en consultorías a dedo (Delta Partners), sino que le entregó, por un valor muy bajo (240 millones de dólares) la totalidad de sus acciones (25%) a TIGO en un negocio que avaló el presidente Sergio González y que le representó a ETB la pérdida de 73 mil millones de pesos.

De acuerdo con la Contraloría la diferencia entre el precio de venta y la valoración inicial representó “un *detrimento patrimonial a los recursos públicos, derivados del menor valor en la venta de las acciones en $73.168.158.440”. *

Según el Informe de gestión y sostenibilidad de ETB (2014), fue la venta de la participación accionaria de la empresa (ETB) lo que permitió la unión temporal con TIGO para ir en sociedad al negocio de móviles (4G). Es decir, usaron el letrero de ETB para quedarse con el negocio de móviles y también se quedaron con sus acciones.

Cancino explicó que como es costumbre bajo el liderazgo de Sergio González, se contrató una asesoría para determinar el valor de venta de esas acciones: “Dos contratos con la banca de inversión BNP Paribas, el primero el 29 de abril de 2013 y el segundo, el 3 de septiembre del mismo año por un valor de 1 millón 800 mil dólares (aproximadamente $3 mil millones)”.

De acuerdo con el informe de valoración realizado por la banca de inversión contratada, la participación de ETB en TIGO valía 283 millones de dólares. Cifra que se redujo considerablemente, luego de varias reuniones entre el contratista BNP Paribas y asesores financieros de los interesados en el negocio: Colombia Móvil (TIGO), UNE y Millicom (Contraloría, julio 24 de 2014).

Rápidamente, en noviembre de 2013, ETB le vendió a UNE su participación en TIGO en 240 millones de dólares, valor que le significó un ahorro de 43 millones de dólares a UNE con relación a la valoración inicial realizada por la banca de inversión. Es decir, un ahorro de $73 mil millones para UNE y una pérdida por ese mismo valor para ETB.


“En síntesis, ETB vendió su participación en TIGO, por un precio inferior a la valoración real de sus acciones y luego usó parte de ese capital para invertir en un negocio en el que perdió más de $612 mil millones. TIGO ganó por lado y lado, a sus dueños (UNE y Millicom) se les vendió las acciones por un precio menor y esta empresa se hizo a más de $2 billones en el negocio de móviles, un negocio redondo”, puntualizó el concejal Diego Cancino.

385 visualizaciones0 comentarios