El contrato social y ambiental para Bogotá debe ser una apuesta por el cuidado de la vida:

Bogotá, mayo 21 de 2020


Diego Cancino, concejal de la Alianza Verde y ponente del Plan de Desarrollo: Un Nuevo

Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del Siglo XXI, resaltó en su ponencia la apuesta

por la cultura ciudadana que se concreta en el cuidado de la vida, la transformación

pacífica de conflictos, la construcción de confianza y el enfoque de género, con el desafío

de trabajar por los derechos humanos de las mujeres, en particular en el Sistema Distrital

de Cuidado.


“El Sistema Distrital de Cuidado es de nuestros máximos orgullos y está dirigido a erradicar

la sobrecarga de trabajo que tienen las mujeres en la casa, que es inequitativa, injusta y

violenta. Este sistema promoverá la redistribución del cuidado, entre hombres y mujeres

para que ellas tengan derecho a tiempo libre”, aseguró Cancino, ponente del Proyecto de

Acuerdo 123 de 2020.


Así destacó el concejal Diego Cancino sus principales apuestas construidas de manera

colectiva e incluidas en la ponencia:

AMBIENTE: Cuidar la vida implica priorizarla desde el ambiente y por eso incidimos para

recuperar el cauce del Río Tunjuelo que hace parte del corredor ecológico del sur.

Incluimos que cualquier proyecto que se adelante allí debe ser participativo.

o Incluimos un capítulo especial para la movilidad sostenible, a través del uso de la

bicicleta: el Sistema Público de Bicicletas con ciclo-parqueaderos y estrategias que

permitan aumentar 50% de los viajes.


o Logramos precisar que por la Avenida Séptima tendremos un sistema de

transporte masivo donde se privilegie el uso de energías limpias, en armonía con su

patrimonio. Transmilenio no incluirá la renovación urbana dentro de sus funciones.

o Propusimos que en todas las acciones sobre mejoramiento de la calidad del aire

sea considerado el impacto de los incedios forestales de la ciudad y la región

o Incidimos en la implementación de nuevos instrumentos y herramientas para

financiar la recuperación ambiental (pago por servicios ambientales y certificados

representativos de derechos de construcción)

o Incluimos la protección a los acueductos comunitarios -acueductos para la vida-

que permiten garantizar el derecho humano al agua, especialmente de la población rural,

contribuye a la proteción de las fuentes hídricas y reconoce y valora la gestión solidaria del

agua.

o Sin abejas y polinizadores la supervivencia humana está amenazada ya que ellos

hacen posible la diversidad biológica y la agricultura por eso propusimos una meta para

diagnosticar y mejorar la situación de los polinizadores en Bogotá.


SALUD TERRITORIAL: Logramos un sistema de salud para erradicar las inequidades

territoriales e intolerables que existen frente al derecho de la salud en nuestra ciudad.

Pedimos que la Secretaría de Salud rinda informe ante el Concejo de Bogotá cada seis

meses frente a la estrategia que desarrolla. Asimismo, propusimos la implementación de

programas de prevención sin miedo, reducción de riesgos y tratamientos alternativos

frente al consumo de sustancias psicoactivas.


EMPLEO: Bogotá actualizará su política de trabajo decente e incluirá los derechos de las y

los vendedores ambulantes.


JUSTICIA: Propusimos crear la Comisión asesora de política criminal y tratamiento

carcelario dirigida a trazar las bases de una política criminal basada en los derechos

humanos y que promueva el acceso a la justicia. El tratamiento carcelario es de especial

relevancia para el Distrito, ya que se presenta hacinamiento en las estaciones de policía y

unidades de reacción inmediata- URI.


CULTURA: Propusimos gestionar los conflictos de manera no violenta para construir

confianza, se propusieron proyectos de infraestructura para la cultura, la recreación y el

deporte, priorizando la sede de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y la unidad deportiva El

Campin.


“Tramitamos 696 modificaciones propuestas por los concejales y concejalas de Bogotá de

de las que incorporamos 370 en la ponencia del Plan; o sea 6 de cada 10 solicitudes fueron

incluidas. Se vino un Plan que debe ser un contrato social y se vino una discusión en el

Concejo de Bogotá que va a intensificar la democracia deliberativa y afinar esta propuesta

por la vida de tal manera que nos convoque e inspire”, puntualizó Cancino


0 vistas0 comentarios