Concejal Cancino pide aclarar razones para militarizar Bogotá: ¿Están ocultando información?


Bogotá, septiembre 30 de 2021


En debate de control político en el Concejo de Bogotá, Diego Cancino pidió explicaciones tanto al Ministerio de Defensa como a la Alcaldía de Bogotá sobre el sustento jurídico y las razones técnicas que llevaron a la Alcaldía a tomar la decisión de militarizar la ciudad: “Hace semanas *esas entidades están pinponiándose la respuesta a la solicitud de información que hicimos”, * dijo.


“El pasado 16 de septiembre, le pedimos al Ministerio de Defensa, mediante derecho de peticion, copia del acto administrativo del Plan de Intervención del Ejército en Bogotá, pero la respuesta fue una solicitud de prórroga para entregar dicha copia”, aseguró el concejal Cancino


Cancino se refirió al Plan de Intervención y Acompañamiento a Bogotá, mediante la cual el Ministerio de Defensa dispuso el aumento del pie de fuerza y la intervención de la Policía Militar, para reforzar el trabajo de la Policía Metropolitana en particular en las localidades de Rafael Uribe, Los Mártires, Kennedy, Bosa y Ciudad Bolívar.


El concejal de Bogotá explicó que, aunque el Artículo 65 de la Ley 1437 de 2011 establece el deber de publicar los actos administrativos de carácter general, incluyéndolos en la página web, no existe el Plan de Intervención, ni ningún decreto o disposición que ordene dichas medidas. Es decir, que aunque Bogotá está militarizada desde el 16 de septiembre, las medidas no se han hecho públicas, ni su sustento, ni protocolos de prevención de violaciones de derechos humanos.


Diego Cancino advirtió además que: “La intervención de las fuerzas militares en la gestión de la seguridad ciudadana es excepcional y ante “hechos de grave alteración de la seguridad y la convivencia (...) o ante riesgo o peligro inminente, o para afrontar emergencia o calamidad pública" (Artículo 213, Constitución Pol. y artículo 170, Cód. Policía); que de no darse podrían constituir en una violación a la Constitución Nacional”.


Según un estudio sobre el efecto causal de la Policía Militar en el Plan Fortaleza (Cali, 2019), el impacto de la militarización no tiene los resultados esperados en el manejo de la delincuencia y por el contrario los hallazgos son adversos: (I) Aumento sustancial y estadísticamente significativo de la delincuencia en las seis semanas siguientes a la finalización de la intervención. (II) Poca o ninguna evidencia de la percepción subjetiva positiva de la seguridad después de la intervención. (III) Los delincuentes no fueron disuadidos (o lo fueron sólo ligeramente) por la presencia de los militares durante la intervención. Desplazamiento del crimen en lugares alrededor de manzanas de tratamiento, que retornaron una vez finalizada la intervención. (IV) Aumentaron abusos a residentes durante como (débilmente) después de la intervención, pero perpetrados por agentes de policía durante las capturas y no por soldados.


De acuerdo con Cancino la seguridad mejora con la transformación cultural y social, “Debemos asumir a los policías como agentes culturales. Necesitamos solidaridad y confianza y no medidas que promuevan más miedo”, dijo.

21 vistas0 comentarios