top of page

Cancino pide liderar la lista del Partido Verde en Bogotá


Bogotá, julio 19 de 2023

Diego Cancino, concejal de la Alianza Verde, envió una sentida carta a las directivas de su partido pidiendo liderar, nuevamente, la lista para el Concejo de Bogotá.

Cancino, que en las pasadas elecciones fue una sorpresa electoral con más de 35 mil votos, tomó distancia del gobierno de Claudia López por considerar que se apartó de las promesas compartidas en campaña.

“Estoy convencido de que la decencia debe ser la semilla que le permitirá al Partido fortalecerse y confío que es una labor que soy capaz de impulsar y ampliar, para profundizar la democracia, para profundizar la esperanza y, sobre todo, para generar una deliberación que convoque a la transformación de esta ciudad”, anotó Cancino en su carta.

Aquí el texto de la carta

Señores/as

Dirección Nacional

Partido Alianza Verde

Asunto: Cabeza de lista al Concejo de Bogotá.

El Partido Alianza Verde ha sido capaz de convertirse en una de las fuerzas alternativas más importantes del país; su presencia ha incidido la política nacional, ha inspirado a la ciudadanía y ha sembrado ideas trascendentales para la democracia como: la vida es sagrada, la coherencia entre medios y fines, que los recursos públicos son recursos sagrados, y no todo vale. En nuestro país, el Partido Alianza Verde ha sido capaz de revivir la esperanza y ha logrado en repetidas ocasiones, incluida la “ola verde”, combatir el miedo en épocas electorales, a la luz de una apuesta de confianza.

La coherencia y el reconocimiento de la diferencia son la fuerza de las colectividades, especialmente de partidos políticos como el nuestro, que busca profundizar la democracia, y en ese sentido, es fundamental que sus dirigentes, figuras públicas y militantes, encarnen y sean leales a los postulados que la ciudadanía espera ver realizados.


Lo anterior cobra especial importancia en circunstancias como la actual, en la que se definen quiénes serán los liderazgos que encabezarán las listas para las elecciones territoriales de concejos y asambleas.


En el caso de la capital, creo que deben ser dos los ejes que guíen la decisión que el Partido tome: por un lado, la coherencia con los principios que hacen del verde un partido distinto y alternativo, y por el otro, el respaldo y la confianza que la ciudadanía ha otorgado a través del voto a quienes previamente hemos representado a la colectividad en este tipo de elecciones.


Teniendo en cuenta lo anterior, de manera respetuosa solicito a las directivas del Partido considerar mi nombre como cabeza de lista para el Concejo de Bogotá.


En primer lugar, porque he encarnado y defendido los acuerdos verdes fundamentales: he luchado incesantemente para que se respete la vida y los derechos humanos, sobre todo de los y las jóvenes; me la he jugado por una policía que construya paz y sea reformada desde la voz de la ciudadanía; he denunciado cuando el Estado ha maltratado y negado el derecho a la vida, cuando ha torturado, desaparecido y pretendido ocultar sus excesos, como ocurrió cuando denuncié el caso de la “hoguera humana” en donde nueve jóvenes fueron asesinados en el CAI de San Mateo (Soacha), muertes que se habrían podido evitar, y que condujeron a una imputación de cargos por parte de la Fiscalía y la destitución de una subcomandante y dos patrulleros que pertenecían a ese CAI, por parte de la Procuraduría; en similar sentido, denuncié las torturas que ocurrieron en el Portal de las Américas, así como graves violaciones a los derechos humanos a la luz de un informe que sirvió como un insumo para un posterior informe construido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; de la mano del actual Ministro de Defensa demandé los traslados por protección instaurados en el Código de Policía, cuya arbitrariedad abría un boquete a graves violaciones de derechos humanos, motivando a la Corte Constitucional a darme la razón, limitando el alcance de esta figura; también coadyudé una demanda de la Campaña Defender la Libertad, que buscaba que fuera reconocido que las violaciones a los derechos humanos ocurridas el 21 de noviembre de 2019 en el marco de las protestas fueron sistemáticas y que se modificara el ESMAD, sus protocolos e intervenciones con ocasión de movilizaciones sociales, logrando alcanzar ambos objetivos; de igual forma, de la mano de más de 90 organizaciones sociales de derechos humanos, de la ciudadanía y de casi todos los concejales y concejalas, lideré la construcción democrática del Consejo Distrital de Paz, que incluye, por primera vez, el enfoque de transformación de conflictos y de dilemas morales.


También he sido defensor de los recursos públicos, como es el caso de mis denuncias frente a los representantes del Consejo Directivo de la CAR y frente al presidente de la ETB. En ambos casos la contundencia de mis denuncias le costó el puesto tanto al directivo Luis Carlos Motta, a quien el Consejo de Estado anuló su elección, como al entonces presidente de la ETB, Sergio González quien renunció a su cargo.


En segundo lugar, en las pasadas elecciones la ciudadanía me brindó el respaldo y la confianza suficiente para ser el concejal más votado del Partido en Bogotá, por lo cual sería un acierto del Partido mantener la directriz que se aplicará en otros territorios, en los cuales la cabeza de lista será otorgada a quienes más apoyo electoral obtuvieron en las pasadas elecciones.


Estoy convencido de que la decencia debe ser la semilla que le permitirá al Partido fortalecerse y confío que es una labor que soy capaz de impulsar y ampliar, para profundizar la democracia, para profundizar la esperanza y, sobre todo, para generar una deliberación que convoque a la transformación de esta ciudad.

Respondimos al voto de confianza de la ciudadanía, y si depositan la suya, seguiremos con toda por nuestra ciudad. Merecemos sacar lo mejor de Bogotá. La vamos a sacar del estadio.

Cordialmente,


Diego Cancino

Concejal de Bogotá




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page