Amordazan a cuatro concejales del Partido Alianza Verde


Bogotá, noviembre 9 de 2021.


Los concejales de la Alianza Verde Martín Rivera Alzate, Lucía Bastidas, Diego Cancino y Luis Carlos Leal fueron sometidos al proceso de votación por bancadas para obligarlos a votar positivamente el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).


Minutos antes de que se iniciara la votación en la Comisión del Plan del Concejo de Bogotá, los cabildantes fueron citados a reunión de bancada para imponerles la decisión de las mayorías y así obligarles a apoyar el proyecto del gobierno distrital.


“Hemos dado los argumentos sobre algunos aspectos con los cuales no estamos de acuerdo. Bien porque contradicen compromisos que hicimos y firmamos en campaña, bien porque van en contravía de principios verdes o bien porque consideramos que la ciudad debe girar en torno a intereses de la ciudadanía y no de los privados. Es una mordaza”, asegura el concejal Diego Cancino.


Cancino señaló que la democracia no puede imponerse a la fuerza y que la unidad debe ser legítima y con argumentos. “Es grosero que nos digan que nos dieron el aval y que por eso tenemos que votar amarrados. Estamos aquí para defender unos principios verdes, de trabajo colectivo y que mejoren la vida de la gente. Un tapabocas para cuidar la vida, bienvenido, un tapabocas con mordaza para acallar la voz es repudiable”.


Por su parte, el concejal Martín Rivera Alzate lamentó la decisión de la bancada y sostuvo que esta forma de gobernar es desleal con lo que se dijo en campaña. “Cuando hicimos campaña lo hicimos con un mensaje concreto: gobernar de manera diferente. Creo en el Partido Verde y en sus principios, pero desafortunadamente esta administración me ha defraudado porque ha sido desleal con lo que dijo y como está gobernando”, agregó Rivera, quien a su vez sostuvo que sin importar lo que le cueste, sus principios no se negocian y que la política se cambia sin clientelismo, “de lo contrario seguiremos mandando a los más pobres a ser quienes más sufren en nuestra sociedad; una sociedad desigual por razones y decisiones políticas asociadas a mantener cuotas burocráticas porque acá es más importante ganar elecciones que resolver los problemas de la gente. Y podré votar mil veces ‘sí’ obligado a un POT, pero jamás aceptaré que por dar esos puestos y dar esos contratos, la gente se muera de hambre”, cerró Rivera.


Lucía Bastidas, invitó a un debate con garantías, técnico y serio sobre el Plan de Ordenamiento Territorial, enfatizó en que la política del partido no puede ser, imponer una dictadura con la ley de Bancadas por burocracia y clientelismo, desconociendo las diferentes voces que lo representan en el Concejo de Bogotá y que beneficie la calidad de vida de los bogotanos . El POT es la carta de navegación a largo plazo y tiene errores evidentes que ha dejado clara la ciudadanía y los gremios, por evidenciarlos nos quieren callar.


“Por primera vez en la historia del Partido Verde en el Concejo de Bogotá han decidido acallar las voces que pensamos diferente, así no se construye democracia. Nosotros diferimos en este tema con nuestra bancada, no pensamos igual en temas de ciudad entre nosotros, pero nos respetamos desde la diferencia y jamás atentaríamos contra el criterio del otro obligándolo a votar de una u otra manera. El clientelismo que se viste de renovación es el más peligroso, aquellos que con presiones nos quieren obligar a votar si al POT no nos van a callar, presentaremos nuestras proposiciones e intervendremos con nuestras opiniones, porque la ciudadanía que nos eligió espera que los representemos y que lo hagamos bien, porque nosotros no tenemos precio” manifestó la concejal Bastidas.


Por último, el Concejal Luis Carlos Leal afirmó que estas son las artimañas que la administración distrital debe usar para aprobar a la brava y sin discusión un Plan de Ordenamiento Territorial que no tiene incidencia ni participación de la ciudadanía. “Votaré NO a este Plan de Ordenamiento Territorial que está lleno de cheques en blanco para la administración, porque esta administración está llena de buenas intenciones que nunca cumplen. Ni mi consciencia, ni mi ética, ni mi religión, ni mi orientación sexual me permiten votar por un Plan de Ordenamiento Territorial que va en contra de los derechos ciudadanía”, sostuvo Leal.



136 vistas0 comentarios